Desaparecen las restricciones del “IVA del fontanero”

Desde julio de 2010 el IVA que deben pagar los profesionales de la reforma es del 8% en vez del 16%. Esto es debido a una serie de medidas tomadas, en el conocido como “Decreto de Zurbano”, para proteger a un sector muy afectado por la crisis y fomentar así la rehabilitación y la consecuente creación de empleo.

Las medidas tomadas en 2010 presentaban una serie de restricciones que han sido eliminadas por unanimidad en el Pleno del Congreso a través de una propuesta presentada por CIU y pactadas con el resto de los grupos.

Entre las medidas aprobadas se encuentra la eliminación de las trabas impuestas en el que se conoce como “IVA del fontanero”. En primer lugar, la reducción del IVA del 8% se podrá aplicar en aquellas viviendas que han sido reformadas o construidas hace más de dos años. En la misma línea, tampoco será necesario que los materiales no superen el 30% de la base imponible de la operación.

Con esta medida también se extiende esta deducción más allá de la vivienda habitual hasta cualquier otra vivienda, con la salvedad de aquellas que o estén afectas a actividades económicas por parte del contribuyente. Por último, a este conjunto de propuestas se une la ampliación del 10% al 20% la desgravación del IRPF por rehabilitación de vivienda.

Beatriz Corredor, secretaria de Estado de Vivienda, opina este tipo de incentivos a la rehabilitación son la única salida para acabar con “la sangría de empleo en la construcción”. Por otra parte, El Gremio de Constructores de Obras de Barcelona y Comarcas considera que esta ampliación “debería acompañarse de otras medidas para impulsar de forma significativa esta actividad” y respaldan “la obligación de presentar factura detallada con todos los requisitos legales para poder beneficiarse de la deducción”.

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *