el ajuste inmobilario da alas a la rehabilitación

La construcción de viviendas nuevas desciende un 19,8% durante el tercer trimestre del año, con un total de 13.377 permisos, mientras la rehabiliatación crece un 8,8% entre enero y septiembre

El ajuste inmobiliario continúa ofreciendo datos sorprendentes. Durante el tercer trimestre del año, el número de viviendas nuevas, de protección oficial y los permisos de rehabilitación se han equiparado y han comenzado a caminar a un mismo ritmo, según los últimos datos del Ministerio de Fomento.

Esta equiparación en sectores tan distintos es una manera de poner de manifiesto la importante reconversión que está viviendo el sector de la construcción. La concesión de visados de vivienda nueva ha descendido un 19,8% con respecto al mismo trimestre del año anterior, lo que supone que se hayan comenzado a construir un total de 13.377 inmuebles.

Las viviendas protegidas han seguido la misma tendencia de descenso que los inmuebles nuevos. De este modo, durante el tercer trimestre del año se han calificado un total de 12.188 viviendas, un 25,8% menos que el periodo anterior.

Por otra parte, la rehabilitación de viviendas usadas se ha convertido en la verdadera beneficiada de la crisis inmobiliaria y continúa con un ritmo al alza imparable. Durante el tercer trimestre del año,  el número de permisos para reformar antiguas viviendas fue de 12.983, lo que supone un incremento de un 94,2%, si lo comparamos con el año anterior.  Además, Galicia, Castilla y León y Cantabria concentran el 51% de estas operaciones de rehabilitación.

Además, la rehabilitación de inmuebles es una de las principales líneas estratégicas del Gobierno para crear empleo, hacer frente al ajuste inmobiliario y compensar el parón en la construcción residencial.

Entre las últimas iniciativas llevadas a cabo por el Ejecutivo destacan el hecho de permitir a los clientes interesados en reformar una casa que puedan acceder a los créditos del ICO, y la nueva desgravación fiscal en el IRPF del 10% por obras de rehabilitación.

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *