El ‘home staging’, o cómo mejorar una vivienda para venderla

Poner a punto nuestro piso con pequeños cambios puede evitarnos tener que rebajar el precio de venta o realizar reformas. Además, podemos vender el inmueble hasta dos veces más rápido.

Una imagen vale más que mil palabras. Con la visita a una vivienda en venta, la primera impresión puede llegar a decidir si nos gusta el inmueble para comenzar el proceso de compra. Por este motivo, tu piso debe mostrar su mejor imagen si quieres venderlo. Y para esto también existen los profesionales.

Nació en los años 70 en Estados Unidos, pero es ahora cuando el ‘home staging’ se esta poniendo de moda en España y Europa.

¿De qué se trata? Es un tipo de técnica de venta inmobiliaria que se encarga de mejorar la percepción de la vivienda y potenciar su posibilidades.

De hecho, y según ‘Casas en escena’, un comprador potencial se hace una idea en 90 segundos de si va a seguir adelante con la compra o el alquiler de una vivienda.

¿Cómo lo hace? El ‘home staging’ se dedica a aplicar un aspecto neutro a la vivienda ya que, ante tantas posibles visitas de diferentes clientes, es muy difícil acertar con los gustos. Se trata de establecer un gusto estándar, como si quisiéramos que nuestra vivienda apareciese en revistas de decoración. Y no importa que los muebles sean de bajo coste o de alto diseño.

Con este objetivo, hay muchas empresas dedicadas en poner a punto la vivienda a vender. Se encargan de analizar la situación de partida, de ofrecer un presupuesto y de ponerlo en práctica. De hecho, hay empresas como Home Essentials que se encargan de todo: alquiler de muebles y ropa de cama, embalaje de muebles, transporte, montaje, desmontaje y recogida.

¿Por qué contratar este servicio? Según las empresas que se dedican a ello, poner a punto la vivienda puede evitar rebajar su precio o realizar reformas, así como vender el inmueble hasta dos veces más rápido. Estas ventajas pueden compensar al coste de la contratación del ‘home staging’, que supone una media del 0,6% del precio de venta de la vivienda. Por ejemplo, para un piso con un precio de 120.000 euros, el servicio cuesta 720 euros, una cantidad que puede merecer la pena si se estudian los beneficios conseguidos.

Y si no se tiene un presupuesto para acudir a un servicio profesional, siempre lo puede hacer uno mismo siguiendo unas pautas básicas. En primer lugar, se debe ordenar la casa y no dejar a la vista los juguetes de los niños o demasiados objetos, así como quitar los muebles que impidan el paso. Es muy importante limpiar y eliminar los olores, sobre todo, si tenemos animales en casa. Pintar las paredes es también una buena opción si están en mal estado. En este caso, es recomendable optar por colores neutros y claros, que den amplitud a la vivienda.

Comments
  1. Barcelona Home Staging
  2. inmoactualidad
  3. Inmobiliaria e Inversiones
  4. Hogar Concept Deco

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *