Hacemos lo que haga falta para obtener una mejora tremenda en una vivienda

Hace poco hablábamos en el blog de la técnica de ‘home staging’, que se puede aplicar en las viviendas con el objetivo de venderlas de forma más rápida. Se trata de un tema interesante en el que hoy profundizamos con Matthieu Bouchon, responsable de la empresa ‘Barcelona Home Staging’.

¿Cuáles son las principales características del ‘home staging’?
Se trata de una técnica de marketing inmobiliario que consiste en preparar y acondicionar una vivienda para mejorar sus condiciones de venta. El objetivo es que reciba visitas más numerosas y más exitosas, que se venda al mejor precio y en el tiempo más corto. Se basa en unas técnicas de interiorismo aplicadas al problema específico de la venta inmobiliaria. Aunque resuelve problemas estéticos, su objetivo es comercial. Nació en Estados Unidos hace 35 años y en el 2009 llegó a nuestro mercado.

¿Por qué se deben aplicar las técnicas del ´home staging´ para vender una vivienda?
Porque es una necesidad en las nuevas condiciones del mercado inmobiliario. Existe tal exceso de oferta que un vendedor tiene que diferenciarse para encontrar un comprador. Hay criterios que no se pueden cambiar como la ubicación o la superficie, pero se puede y se debe influir sobre todo lo demás como el criterio estético o la percepción. Es necesario optimizar la presentación de una vivienda para atraer más visitas, asegurarse de que estas sean exitosas y tener más posibilidades de vender rápidamente y al nivel de precio deseado.

¿Qué ofrece su empresa?
Ofrecemos un servicio integral de ‘home staging’, desde el asesoramiento hasta la puesta en condiciones óptima de la vivienda y las fotos para los anuncios. Ofrecemos un servicio a medida. Hacemos lo que haga falta para obtener una mejora tremenda de la vivienda, ya que es determinante a la hora de encontrar un comprador.

¿Cuáles son las ventajas de contar con este servicio?Las viviendas a las que se les realiza una puesta en escena consiguen una primera impresión positiva, a la vez que recibe más visitas. Además, se evita tener que rebajar el precio. Lo más rápido que vimos fue una vivienda que se vendió en tan sólo 10 días después de llevar cinco meses en el mercado sin generar una sola oferta.

¿Puede una vivienda venderse igual de rápido o sin complicaciones si no aplica estas técnicas?
Hay un desnivel tan importante entre la oferta y la demanda que uno tiene que diferenciarse si quiere tener las mejores oportunidades para vender su vivienda. El mercado está lleno de viviendas sobrecargadas, oscuras, gastadas, que sus propietarios no las han logrado vender en dos años o más. Tener el precio justo de mercado y realizar una operación de ‘home staging’ dan la garantía de vender rápidamente.

¿Se puede permitir todo el mundo un servicio de ‘home staging’ o hay que contar con un presupuesto especial para estas acciones?
No es caro. Es rentable. El servicio suele costar, en total, entre el 0,5 el 1% del precio de venta de una vivienda. Son entre 1.500 y 3.000 euros para cambiar la cara de un piso vendido por 300.000 euros. Representa una inversión muy razonable porque, si no se toman las medidas, el propietario tendrá que acabar rebajando entre 30.000 y 50.000 euros para encontrar un comprador.

¿Qué es lo que más les ha sorprendido a vuestros clientes tras el cambio que le propusisteis?
No se pueden creer lo grande que parece un espacio que conocían antes. Se ve muchísimo más amplio que antes. Los clientes entienden en el instante que esto mejora muchísimo la capacidad de la vivienda para venderse.

Si al futuro inquilino le gustan los muebles aportados por la empresa, ¿se puede quedar con ellos?
Los elementos con los que vestimos las viviendas los solemos dejar en alquiler o recuperarlos luego, pero si el cliente o el nuevo inquilino los quiere comprar no hay ningún problema.

¿Cuáles son las diferencias entre el ‘home staging’ y la decoración de interiores?
El ‘home staging’ utiliza unas reglas y unas técnicas de interiorismo, pero no se trata
de interiorismo porque se centra en objetivos únicamente estéticos y el ‘home staging’ tiene que adaptar estos objetivos estéticos en objetivos comerciales. Además, el interiorismo busca gustar a una persona en particular y el ‘home staging’ aplica un gusto estándar y neutro para gustar al 99% de los compradores potenciales. Además, la inversión es mínima, mientras que una operación de interiorismo puede costar hasta el 10% del precio de la vivienda.

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *